viernes, 29 de mayo de 2020

"El carácter se forma con los retos que superes en la vida, 
ya que el valor crece cuando te enfrentas a tus peores temores" Nick  Vujicic

Le invito a visitar la página "Refrescando el Alma", donde encontrará dos extraordinarias historias de hombres en condiciones limitadas físicamente,  que decidieron encontrarle un sentido a su existencia, superando  su sufrimiento y debilidades; para tener una vida con propósito y en victoria.

jueves, 30 de abril de 2020

COMO SI FUERA MI ÚLTIMO DÍA

Si supiera que hoy es su último día. ¿Qué cambios haría en su forma de vivir?

En la página de "Refrescando el alma", he compartido una canción con la que hoy expongo una pregunta de reflexión con alto nivel de enriquecimiento, que nos puede llevar a plantearnos con otra perspectiva, las prioridades de nuestra vida.
Sabemos que el ayer ya se fue, el mañana es incierto y lo único que tengo seguro es el Hoy.
¿Cómo estoy viviendo hoy?
- Cargado (a) de responsabilidades que en algún momento dejé de disfrutar, solo pensando en un mejor futuro, sin aprovechar las bendiciones que tengo hoy como los hijos, pareja, padres, hermanos, amigos, compañeros, vecinos?
- Cargando (a) a mis hijos con responsabilidades, solo pensadas en un mañana mejor para ellos, sin permitirles gozar sus días y las características propias de su edad?
- Agotado (a) de realizar cantidad de actividades, también pensadas en un mañana mejor, descuidando mi ser emocional, intelectual, espiritual, físico, social?
Tenemos un gran reto: encontrar el equilibrio donde disfrute mi vida hoy y logre sin pérdidas, ir forjando el futuro que todos anhelamos tener. Encontrar la medida adecuada para seguir influyendo y formando a nuestros hijos, sin privarlos de su brillo y espacio de vida.
Para ello, es necesario si no lo hemos hecho: Parar, Respirar, Evaluar y Resignificar el valor y prioridades en nuestra vida.
Por último les diré que si no disfruto hoy, mañana tendré triunfos vacíos que me llevarán a recordar el ayer con la nostalgia de "si hubiera". Vivamos como si fuera "El último día".



jueves, 23 de abril de 2020

¡AUXILIO! TENGO ESTRÉS

¿Se enfrenta usted a situaciones que le pueden estresar o se encuentra estresado (a)?
Entonces esta reflexión le puede ser de utilidad

Como dato curioso encontré que la palabra “estrés” fue usada originalmente en la ingeniería, para identificar la cantidad de fuerza que soportaba una viga o cualquier apoyo físico sin derrumbarse a causa de la tensión.
Actualmente, con el mismo sentido, dicha palabra fue ampliada del campo físico, al mental y emocional en los seres humanos, quienes fuimos creados con la capacidad de resistir hasta cierta cantidad de carga física, mental y emocional; ocasionándonos problemas cuando nos sometemos a un peso mayor del que podamos resistir.

Todos los seres humanos somos susceptibles a vivenciar estrés, de hecho los expertos hablan de un estrés positivo – Eutrés, que al ser controlado  me impulsa a responder de forma provechosa  a los retos o amenazas de la vida, y uno negativo – Distrés, que genera en todo nuestro ser unas respuestas desfavorables ante estresores psicosociales, biológicos o ambientales, minimizando o colapsando nuestra capacidad de afrontamiento, afectando nuestra salud.

No es mi interés que entremos en un conocimiento profundo del tema del cual podemos acceder a través de muchas fuentes, sino apersonarnos de algunas recomendaciones prácticas que nos sirvan para analizar si soy víctima del estrés y cómo puedo manejarlo.

Identifiquemos primero, algunos de los síntomas que presentamos cuando estamos estresados: dolor de cabeza, dolores  espasmódicos en el cuello  y hombros, molestias musculares, dolor en la espalda baja, Pies o manos con sudor o fríos, frecuentes resfriados o infecciones, fatiga, mareo, debilidad, vértigo, pobre deseo o desempeño sexual, malestar estomacal, insomnio, pesadillas o sueños inquietantes,  falta de motivación o enfoque, irritabilidad o enojo, tristeza o depresión, cambios súbitos de humor, ansiedad, nerviosismo, minimización de su capacidad de tolerancia en las interacciones cotidianas, s
entimientos de incapacidad de apoyar a los demás y/o de lograr sus metas más inmediatas, consumo de comida en exceso o por debajo de lo normal, entre otras.

Como siguiente paso, identifiquemos qué hacer para prevenir el estrés y
 cómo afrontarlo una vez se vivencia.

1. PREVENCIÓN. Con estrategias de Resolución de Problemas, las que nos llevan a activar todos los recursos en pro de anticiparnos al estrés con un adecuado afrontamiento de los factores que lo generan.

  • Permanentemente dirija los Pensamientos hacia interpretaciones positivas; teniendo en cuenta que dichos pensamientos influirán en la expresión de sus emociones, siendo necesario que pueda percibir, comprender, controlar y modificar sus emociones en el momento exacto. Esto a su vez,  influirá para que practique un comportamiento que se adapte a las circunstancias y sea transformador en la forma de vivenciarlas; así podrá redireccionar las amenazas en oportunidades.
  • Promueva la paz en su manera de vivir, la unidad familiar, evitando provocaciones de ira hacia sus hijos o cualquier integrante de su familia, evaluando y aprendiendo a priorizar en su vida y a controlar el nivel de sus expectativas. 
  • Practique una alimentación sana y equilibrada; en horarios establecidos y regulados.
  • Practique la Risa. Tenga en cuenta los beneficios de la risa tanto para su salud física como mental. Este tema se amplía en la página "Recursos para un afrontamiento saludable ante el aislamiento social"
  • Destine diariamente un tiempo para la práctica de ejercicios físicos 



  • Descanse mínimo un (1) día de la semana, en el que cambie de actividades y estas solo le generen relajación, distracción y tranquilidad; así como un sueño nocturno con las horas  necesarias para nuestro cuerpo (7 a 8 horas mínimo).
  • Disfrute de cada día, con una actitud agradecida y optimista ante la vida, en un estado de tranquilidad, autoaceptación y amor propio.
  • Evite lo que le genere emociones negativas, ya sea personas o situaciones, que se puedan convertir en factores estresores.
  • Reconozca hasta donde posee los recursos para afrontar las cargas laborales o personales; para lo cual, puede evaluar la cantidad de trabajo que puede ejecutar en el día, semana o mes; programando los tiempos, competencias, estados anímicos, apoyos requeridos y demás recursos, para responder de forma positiva a dichas demandas - no sobrecargarnos.
  • Fortalezca su área espiritual, que le permita orientar sus análisis de la vida y adquirir las fuerzas necesarias para un afrontamiento positivo, con base en sus creencias practique la oración, lectura, meditación,  reflexión constructiva diaria.
2. AFRONTAMIENTO. Con estrategias de Regulación o Autocontrol Emocional,  que nos permiten modificar el estrés que nos afecta, a partir del manejo controlado o inteligencia emocional, ayudándonos a controlar nuestros impulsos y reacciones.
Además de las anteriores técnicas como medidas preventivas, les invito a realizar las siguientes:
  • Evalúe sus Pensamientos, las ideas que alimenta; tenga en cuenta que en estados de estrés centramos nuestros pensamientos en los factores estresores, manteniendo y alimentando emociones negativas. Cambie el foco de atención de sus pensamientos.
  • Desarrolle descargas físicas y emocionales constructivas, creativas. practique actividades que estimule su pensamiento y le permita concentrarse en algo fuera de usted mismo. 



  •  Revise y practique una profunda y correcta respiración. Realice ejercicios de respiración
  • Practique Ejercicios de relajación muscular progresiva
          
  •       Reconozca los factores que generaron los niveles de estrés y solicite la ayuda personal o profesional pertinente. Recuerde que desde la Institución Educativa se destinó la línea de apoyo psicosocial.
  •      Transforme los ambientes en los que vivencia el estrés, invirtiendo tiempo en sus factores protectores como el disfrute con su  pareja sentimental, los hijos, amigos, familia, entre otros. Por lo que en estos momentos de aislamiento social, es importante retomar los recursos familiares para lo que puede generar espacios de encuentros con familiares, amigos a través de reuniones virtuales que permitan la vivencia de ambientes agradables.
  •       Aprenda y aplique la autorecompensa; disfrute de su propia compañía y redirija sus acciones en la ayuda al otro.
  •       Recupérese y prepárase para abordar en mejores condiciones los factores generadores de estrés; lo cual le puede implicar una reorganización o reestructuración en su vida y la práctica diaria de estrategias de prevención del estrés.

       Por último, le diré que el estrés es una reacción que sólo usted puede prevenir o controlar, es su decisión poner en práctica las técnicas anteriormente referidas o las que conozca y le aporten más; pero tenga en cuenta que de no prevenir o intervenir a tiempo el estrés, sufrirá las consecuencias en su salud física, mental, emocional, así como en la afectación de sus relaciones interpersonales y por ende de su convivencia.

Solo usted, puede tomar la determinación de cambiar su realidad frente al estrés.

Bendiciones

martes, 21 de abril de 2020

CUIDANDO NUESTRA SALUD MENTAL

Respetados Padres, madres, cuidadores y estudiantes
Hemos iniciado un nuevo tiempo caracterizado por el aislamiento social y la pérdida de muchos beneficios, llevándonos a implementar estrategias de enseñanza-aprendizaje en casa; lo que puede generar el que nos veamos enfrentados a la vivencia de altos niveles de ansiedad y estrés ante el manejo de herramientas quizá desconocidas para muchos, de dinámicas que no comprendemos, de auto-exigencias y metas que nos planteamos con la duda diaria de cómo lograrlas. 
Por lo anterior, estimada comunidad educativa, le animo a continuar estableciendo como prioridad en su vida: su salud mental, representada en tranquilidad, estabilidad emocional, correcta capacidad para solucionar problemas, para comunicarse y expresar sus emociones, entre otros aspectos.  para lo que usted cuenta en el presente blog con principios de ayuda y autoayuda como los siguientes:
- Conozca sobre la ansiedad, sus efectos y el cómo controlarla.
- Aprenda a controlar sus pensamientos que alimentan la ansiedad y el estrés
- Redireccione sus actitudes y comportamientos que alimentan la ansiedad
Puede ampliar la información al respecto en la Guía de autoayuda comprendiendo la ansiedad - tercera página del blog
- Permanezca calmado
- Afronte de manera saludable este tiempo de aislamiento social
Puede ampliar la información en los audios que encontrará en la tercera página del blog
- Aproveche el presente tiempo para fortalecer la convivencia y sus aprendizajes de vida.
Puede ampliar información en las reflexiones de la página principal.

Les invito a asumir este nuevo reto en la forma de estudio, con la mayor serenidad; seguros que desde la institución educativa se está en permanente revisión del proceso para implementar las acciones de mejora necesarias que respondan a las condiciones de la comunidad educativa. Más se requiere que cada uno desde su quehacer lo asuma con responsabilidad, más desde un marco de tranquilidad de que lograremos aprender y a su vez, continuar sanos emocionalmente.
Un fraternal abrazo



jueves, 16 de abril de 2020

Estimado Estudiante Aminense
Le invito a revisar la siguiente página denominada "Recursos para el trabajo académico en casa"; en la cual, irá encontrando estrategias que le serán de gran utilidad para este nuevo reto.
Muchos éxitos.

viernes, 10 de abril de 2020

REFLEXIÓN. TIEMPOS DE RENOVACIÓN


¿QUÉ APRENDIZAJES HEMOS ADQUIRIDO DE ESTE AISLAMIENTO SOCIAL?

CUANDO FINALICE ESTE TIEMPO EN QUE LA VIDA HA SIDO AMENAZADA ¿SEREMOS MEJORES PERSONAS?

Fuimos separados de nuestros vínculos sociales y hasta afectivos para ser llevados a nuevos tiempos de Individualidad y de Convivencia familiar.

Ahora convivimos con nosotros mismos, un tiempo que nos puede servir para: Reflexionar de forma constructiva sobre nuestro actuar en la vida, nuestros aciertos y errores, así como los resultados que de ella hemos obtenido; para Valorar todo aquello que por tener a nuestra disposición nos parecía tan poco o sencillamente practicábamos de forma mecanizada sin saborear o disfrutar; para Darle un nuevo significado a  nuestras motivaciones y metas, y para Construir quizá un nuevo proyecto de vida basado en todos los aprendizajes adquiridos.

Tiempo de convivencia familiar del que puede resultar el conocernos mejor, el aprender a tolerarnos con nuestras diferencias, a solucionar conflictos, a apoyarnos, a saber que sea quizás el único espacio donde el abrazo y beso se nos está permitido.

Estas circunstancias, sólo pueden ayudarnos para bien; promoviendo en nosotros una nueva vida en la que exista reconciliación con Dios, con nuestros semejantes, así continúen existiendo diferencias; con nuestro medio ambiente y con nosotros mismos. Solo así, finalizaremos esta etapa, fortalecidos y con un espíritu íntegro que nos llevará a recuperar nuestras finanzas y nuestros espacios, con mejores acciones en el diario vivir.

Es  mi anhelo amigo lector (@),  que usted sea parte de las personas que una vez esta situación cambie, evalúe si volver a la “normalidad” sería la mejor forma de valorar la vida; que se haya dado la oportunidad de adquirir mejores herramientas para su existencia y que sin esperar o responsabilizar al otro, e independiente de los nuevos retos que tenga que enfrentar, tome la decisión de asumirlos con pensamientos renovados que le lleven a vivir dignamente y a marcar la diferencia, haciendo uso responsable de su vida y de los recursos que Dios le entregó; pues ha sido comprobado que todo lo que sembramos, cosechamos y que seguiremos viviendo en el mundo que cada uno hemos construido.

Ana Esther Sarmiento Cifuentes
Mg. Neuropsicología y Educación
Profesional en Psicología


jueves, 2 de abril de 2020

Reflexión. Vivir con nuestros hijos


UN NUEVO RETO: TRASCENDER DE VIVIR PARA NUESTROS HIJOS A VIVIR CON NUESTROS HIJOS


!Vivir con nuestros hijos, qué gran reto!

Desde que nos hacemos padres y madres, desarrollamos la convicción de que nuestros hijos son lo más importante y aprendemos a vivir para ellos; luchamos con todas nuestras fuerzas por protegerles, solventar todas sus necesidades y brindarles, quizá lo que nosotros no tuvimos o los privilegios disfrutados.  Más en esa carrera en la vida como proveedores, pasamos por alto lo más significativo en sus vidas: el vivir con ellos.
De repente por estos días, al compartir su despertar hasta su anochecer, nos vemos enfrentados a sus temores, desconociendo sus señales; a sus silencios, sin las estrategias para desmantelarlos; a sus risas, que al no comprender interpretamos como indisciplina; a sus inquietudes, con ausencia de las respuestas adecuadas; a su activismo o pasividad, sin la empatía necesaria para influir; y así, nos inunda la desesperanza de por qué nos cuesta ese convivir con ellos.
Más nunca es tarde para Conocerlos, Aceptarlos, Respetarlos y Demostrarles Nuestro Amor.
Tiempo, lo que tanto hacía falta, ahora lo podemos tener para compartir con ellos, aprovechado entre otras cosas para: leer juntos, jugar con una variedad de distracciones acorde a las edad, ver películas en familia reflexionando juntos sobre su contenido, dialogar, cantar, bailar, realizar ejercicio físico y labores de casa en equipo; todo lo cual, se convertirá en los mejores momentos que nunca olvidaremos y que nos harán sonreír cuando esto termine.
No desaprovechemos el tiempo quejándonos de las circunstancias, asumiendo cada día como un castigo, abrumados por el miedo, la intranquilidad o el estrés; sino como una oportunidad que tenemos hoy para hacer las cosas diferentes, para construir relaciones significativas en nuestro hogar y para sumar a la vida de nuestros hijos. 
Un día, Esto también pasará y habremos construido con ellos un vínculo de relaciones sólidas, basadas en las vivencias compartidas; pues en últimas, nuestros hijos no serán las grandes personas que queremos que sean, por lo que les hayamos provisto a costa de trabajar arduamente y ausentarnos de sus vidas, sino por lo que hayan aprendido en cada día vivido a nuestro lado.


Ana Esther Sarmiento Cifuentes
Mg. Neuropsicología y Educación
Profesional en Psicología


"El carácter se forma con los retos que superes en la vida,  ya que el valor crece cuando te enfrentas a tus peores temores " ...